sábado, 18 de abril de 2020

Marre-piedras-elmundo


Vestigios del mundo

Vivimos juntas cada amanecer,
sus ojos duermen, esa inmensidad;
sus manos despiertan, esa certeza.
La fuerza de ser niña.

Cada día que inicia, cargamos una piedra pesada.
Se hace preciso un café, una palabra, una voz;
dejar de pensar en la ligereza o pesadez de las piedras.

Afuera existen muchos latidos de corazones que no vemos.
Crecen las aguas de números y los países en insomnio.
Cada persona es guerrera de sus miedos y descubren su fuerza.
Entre caminos vamos saltando hacia el futuro, con tremenda ansiedad.

En este apocalipsis recordaré lo feliz que fui a tu lado,
nuestra complicidad: la piscina, los panqueques, la  música, los gatos.
Bailaremos al ritmo de nuestros inventos y danzas,
se expanden los minutos y nuestro amor crece.

«!Ay, mami, eso solo pasa en las películas!»


@cryshermoon

martes, 10 de marzo de 2020

La fuerza de tu nombre


Hablo desde el espacio plano sin tu olor.
En una habitación gritan los minutos perdidos,
los sueños sumergidos en lo que fue la ternura.

No dejan de crecer las flores de durazno,
no dejan de andar así, pegadas a su naturaleza;
Nada se detiene porque ningún dolor tiene esa fuerza;
La fuerza de pararlo todo.

Pero el adiós no grita, se queda en duelo.
por eso las mañanas y las noches, el dibujo.
El intento de recrear otra vez desde la nada.
myrcrisher

viernes, 21 de febrero de 2020

Aprenderé-La otra

Aprenderé-La Otra
Cuido mis alas porque hay días en
Que parecen tan frágiles como el papel
Solo el amor consigue hacerlas fuertes
Romperé lo que me ate pa' volar y recibir la luz del sol cuando sale
Cuando sale
Y soltaré lo que me duele dando voz a todo el miedo
Porque sacarlo de las sombras es la única manera de hacerlo pequeño
Por las que no cierran los ojos y deciden hacer caso a lo que asusta
Aunque la mirada escuece
Aunque la mirada escuece
Aprenderé a quererme
Aprenderé a mirar de frente a la tristeza
Cuando venga disfrazada de una rabia sorda y ciega
Aprenderé a sacar tambien la pena
Pa' que no me pudra
Y me haré fuerte convirtiéndola en motor para el camino que me queda
Y me haré fuerte convirtiéndola en motor para el camino que me queda
Las heridas solo sanas con amor y digna rabia,
Habrá que abrir con una garzúa
La costumbre de esconder las lágrimas y todo lo que arrastran
Habrá que aprender a soltar a viva voz y con la cara mojada
Ya no quiero andar siempre con mi máscara de hierro
Me enseñaron a llevarla contra todo lo que falta
Pero no me deja verme, no me deja verte
Tantas veces es un nudo que rodea mi garganta
Ya me falta el aire, hace tiempo que me falta
Aprenderé a quererme
Aprenderé a mirar de frente a la tristeza
Cuando venga disfrazada de una rabia sorda y ciega
Aprenderé a sacar tambien la pena
Pa' que no me pudra
Y me haré fuerte convirtiéndola en motor para el camino que me queda
Y me haré fuerte convirtiéndola en motor para el camino que me queda


jueves, 9 de enero de 2020

2020

Él dijo: "¿Qué tal empezó tu 2020?"


y yo hubiese querido contarle qué duro ha sido empezar sin él. Cuánto me hace falta enviarnos memes y stickers y reírnos de los sin sentidos que traen los días 

... cómo me derrite cada vez que de sorpresa me decía "me acompañás a" y yo sonreía de oreja a oreja porque me hacía sentir parte de su vida (pura la mensa enamorada) y cuando nos veíamos me descosía contándole todos los detalles de mi día y él se reía (con esa risa tan él) y me preguntaba y me sorprendía con una idea que no había tomado en cuenta y veía en sus ojos hermosos la pureza y la malicia en un instante; calma mi caos, armoniza mis rayos, me lleva a senderos nuevos en un tiempo en el que creí que ya había vivido todo. 

Ahora, el nuevo año empieza con el viento frío de lo imposible que desgarra los días tranquilos. Lucho usando el poder de mis pensamientos pero no me alejan de las ganas de su ser.

Intento destrozar los minutos que tienen su nombre y no puedo, no puedo, no puedo.
Qué feo es no poder.

viernes, 8 de noviembre de 2019

Tumbao-Aterciopelados

Tumbao-Aterciopelados

Y aunque no
Sea la que más bonito canta
No me voy a callar
Y aunque no sea la más sensual
Ni la que mejor baila
No voy a quedarme quieta
Ni que todo tuviera que ser fuera de serie
Impecables, maquillados, todos guapos y afinados
Ni que todo tuviera que ser gourmet
Mi lío es lo que vengo a ofrecer
Me gusta sin tanto brillo
Prefiero no tan pegadizo el estribillo, imperfecto, con personalidad
Inesperada originalidad
Si te atreves dale vilo
De tu luz seré testigo
Tu camino abre, siente
Por que un artista no miente
Hay que fluir
Fluir con lo que se puede
Para parar de sufrir
Agradecer, gozar con todo lo que ya se tiene
No hay campo para los lamentos
Ni que todo tuviera que ser urbano
Húmedo excitado, hipersexy, alterado
Ni que todo tuviera que ser gourmet
Muy mio

jueves, 7 de noviembre de 2019

Pedazo de un diario

Quisiera la vida de mis pensamientos fuera un bosque lleno de diferentes flores y especies y me pasara los días sintiendo sus aromas, disfrutando sus colores, viviendo sus texturas. Ver el cielo de noviembre y sentir su frío y decir, esto es suficiente. No pido más.

jueves, 24 de octubre de 2019

Apertura del estoicismo a mi vida


Que soy intensa, ya deberían saberlo. 

Durante muchos años de mi vida estas emociones han sido la fuente de mi juventud y constituyen parte de mi identidad; la espontaneidad,la locura erótica, la libertad de reír y vivir el presente. Peeeero también me han relacionado con el dolor. Y en lo que a mí respecta, uno de los peores dolores que le toca vivir a esta esclava de la ilusión, es la del corazón roto. Ante la ilusión de un nuevo amor, la decepción, el rechazo, y lo vivo como adolescente con todos los sufrimientos y padecimientos de adolecer ante esa tortura de no poder encontrar esa persona con quien compartir la vida, juntos; siendo testigos el uno del otro y queriéndose bonito. Pero bueno... mi psicóloga le llama La erotización del dolor, que por cierto hay un libro que habla de eso y que no he logrado encontrar.

El año pasado, más o menos conté en un post, viví un rompimiento tan caótico que me dejó maaaal. Con ataques de celos de fuego horribles, ansiedad, taquicardia. No entendía cómo había llegado a ese estado. No sé si todavía lo entiendo. ¿Vivía así mis break-ups? Recuerdo llorar y sufrir, pero no recuerdo estos nuevos estados de desequilibrio. Me asusté. ¿Tendré algún problema de psicosis? Mi psicóloga insiste que no, que todxs tenemos algún grado de padecimiento, como la del transtorno obsesivo compulsivo, pero que no llegan a un nivel como para ser diagnosticado como tal... bueno si ella lo dice.  Supongo que nadie es normal o todos lo somos desde la anormalidad de esta sociedad enajenada en la era digital compulsiva y adictiva a la dopamina de los likes, pero esa es otra historia

Todo esto para contarles que recientemente me encontré con el estoicisimo. Estaba muy aburrida por el tráfico de hora y media que me toca diario y empecé a buscar podcasts para entretenerme. Ala, encontré unos muy buenos y entre ellos, una amiga me pasó este: 

Y a partir de ahí, vengo yo de intensa y me pongo a googlear y a entender más de qué va esta filosofía. Bajé una app que tiene ejercicios de meditación, respiración y frases para reflexionar. 

Siento que soy la antítesis de esta filosofía que tiene como virtud la templanza, que eso para alguien como yo, parece imposible. Peeero, tiene otras virtudes como la del coraje y la justicia con las que me siento identificada. Además, si no no logro empatizar con las nuevas ideas, ¿no son esas justamente las que hacen cuestionar y buscar nuevos caminos de pensamiento? Analizar, decidir qué aplicar, cómo vivir de mejor manera para mí y para los demás. Enfocarse en lo que se puede controlar y soltar lo que no está en nuestro poder. 

De algo estoy segura, quiero relacionarme con la vida desde nuevos ángulos, explorar, ser más agradecida, reconocer mis privilegios e intentar aportar más desde emociones que liberen.