domingo, 12 de enero de 2014

Propuesta de libros para el 2014



1.      El valor de Educar – Fernando Savater
2.      Foucault – Vigilar y Castigar
3.      Los Dragones del Edén – Carl Sagan
4.      Sobre el amor y la muerte –Suskind Patrick
5.      Sueños de Robot- Isaac Asimov
6.      El Péndulo de Foucault – Umberto Eco
7.      La Catedral del Mar – Falcones Ildefonso
8.      Laberinto de la Soledad – Octavio Paz
9.      Algo de William Blake que aún no me decido
10.  El poder del discurso materno – Laura Gutman
11.  La insoportable levedad del ser – Milan Kundera
12.  Algo de Saramago que aún no sé
13.  autor guatemalteco (pendiente decidir libro)
14.  Ciencia y Técnica como ideología – Jürgen Habermas
15.  El olvido que seremos - Héctor Abad Faciolince
16.  La Despedida – Kundera
17.  Cuentos de Benedetti
18.  Cortázar (pendiente decidir libro)
19.  Lunch poems – Frank O’Hara
20.  How the García Girls Lost Their Accents
21.  La Noche del 9 de febrero – Víctor Muñoz
22.  La suerte legendaria de don juan
23.  Tropic of Cancer – Henry Miller (segundo intento)
24.  El Lenguaje de los Ismos – Marta Elena Casáus

25.  El Hombre un misterio – Italo F. Gastaldi

sábado, 11 de enero de 2014

Sobre la imediatez

"La inmediatez pertenece a la etapa de bebé (El tiempo duele)
...
Los bebés no podemos esperar"

Laura Gutman

lunes, 6 de enero de 2014

Los Dragones del Edén

Qué bello

"Por regla general, el volumen informativo de cada mensaje viene representado en unidades llamadas bits,
contracción del término inglés binary digits (dígitos binarios). El sistema aritmético más sencillo que existe no utiliza diez dígitos (como hacemos nosotros en virtud del accidente evolutivo que nos otorgó diez dedos), sino tan sólo dos, el 0 y el 1 (...) Imaginemos que llegamos a esta determinación mediante una especie de juego de las «Veinte preguntas», en el que cada respuesta equivale al empleo de un solo bit para una Pregunta a la que se contesta escuetamente con un «sí» o con un «no». Supongamos que el carácter que deseamos especificar es la letra J. Para ello, procederíamos del siguiente modo:

PRIMERA PREGUNTA: ¿Se trata de una letra (0) o de otro sig no (1)?
RESPUESTA: De una letra (0). SEGUNDA PREGUNTA: ¿Forma parte de la primera mitad (0) o
de la segunda mitad (1) del alfabeto? RESPUESTA: De la primera mitad (0). TERCERA PREGUNTA: ¿Se encuentra entre las siete primeras letras (0) de las trece que forman la primera mitad del alfabeto, o entre las seis restantes (1)? RESPUESTA: Entre las seis últimas (1). CUARTA PREGUNTA: Tomando las seis últimas letras (H, I, J, K, L, M,), ¿forma parte de la primera mitad (0) o de la segunda mitad (1)? RESPUESTA: De la primera mitad (0). QUINTA PREGUNTA: Tomando dichas letras (H, I, J),
¿es la H (0) o bien la I o la J (1)? RESPUESTA: La I O la J (1). SEXTA PREGUNTA: ¿Se trata de la I (0) o de la J (1)? RESPUESTA: De la J (1). En consecuencia, especificar la letra J equivale al código binario 001011, con la salvedad de que no ha sido necesario formular veinte preguntas, sino seis, y es este detalle el que nos permite afírmar que para determinar una letra dada bastan solamente seis bits."

domingo, 5 de enero de 2014

En el principio era la oscuridad

Hoy, gracias a los tiempos modernos mi mente se ha abierto a nuevas oportunidades para conocimiento y deleite de mis sentidos. 

La música
Normalmente, debo confesar, mis días parecieran no necesitar música. Quizá porque durante mucho tiempo consumí sólo lo que tenía acceso: la música de la radio, los grupos favoritos de los que se hablaba en el colegio y ...ya. Mi papá por alguna razón que desconozco nunca ha sido muy fan de la música, creo que su tipo de trabajo no daba espacio. Mi mamá cuando hacía oficio escuchaba la Fabuestereo 88.1,  pero no había costumbre de sentarse en la sala, poner un disco y disfrutar los ritmos, la voz, el arte. Quizá por ello, llegado el momento no pude apreciarlo cuando en casa ajena tuve oportunidad (aunque eso es otra historia) El cambio me agarró por sorpresa hace pocos años, debo decir que ha sido uno de los giros que más agradezco dentro de todas las extraños cambios que mi vida ha llevado. La música hoy es un caballo salvaje, un pasadizo secreto, una traviesa que me guiña el ojo, sobretodo un proyecto en construcción. 

Ahh pero momento, hay que hacer un paréntesis. A mis 15 años gracias a la varicela la trova llegó a mi adolescencia. Bueno, porque un amigo me regaló unos cassettes de Silvio Rodríguez y eran lo único que me ayudaba a abstraerme y huir de la picazón. También escuchaba a Los Guaraguao. Había una fuerza detrás de sus letras totalmente nueva, yo empezaba a aprender guitarra y escuchar los diferentes arpegios y la forma de dominar el instrumento, uff otro nivel. Pero mi enfoque en ese momento era la iglesia y terminé aprendiendo la vuelta de Sol y de Do y participé en el coro para la misa y los retiros. Fueron buenos tiempos aunque hubiera agradecido que me introdujeran a la música Gospel, a lo mejor hubiese llegado más rápido El Blues y el Jazz. (Ahora que quiero cantarle a mi bebé las únicas canciones que me sé son de la iglesia. Es divertido porque trato y trato de recordar otras y apenas logro algunos fragmentos)

Como les decía, fue una sorpresa el cambio y el encontrarme con música tan pero tan hermosa, un verdadero deleite. También hermoso encontrarme con personas que tomaran tan en serio
la música. Gracias Petoulqui, Iván, Hugo y por qué no decirlo, también al twitter como plataforma para encontrar otros que también comparten sus gustos musicales. Creo que ahora es mucho más fácil por la tecnología, la tendencia a lo alternativo que abre las puertas a esta nueva manera de disfrutar el mundo. Sin embargo aún no sé cómo distinguir entre  "la buena música" ¿cómo se adquiere un gusto musical? ¿Cómo los sentidos obtienen más de un ritmo que de otro? ¿Qué hace que unos se vuelvan locos con Ricardo Arjona y otros con Enrique Bunbury? Algo chistoso es que en las películas románticas el secreto es tener el mismo gusto musical, como si eso garantizara que son almas gemelas, un misterio.

En fin, dejo aquí la reflexión, seguiré afinando los pensamientos y ojalá los oídos. Los dejo con Yann Tiersen, un hermoso regalo.

sábado, 4 de enero de 2014

Pensamientos del día


¿Será cierto eso de la iriología muchá?

Y si cada vez que nos vemos pudiéramos leer unos a otros nuestras manchas y respetarnos por ese registro que haría constar cómo nadie se salva del dolor... Entonces no usaríamos las palabras en vano y serían valoradas por lo que los ojos no expresan.


Ella sonríe, ríe, carcajea. Estar cerca de la pureza es sobrecogedor y ambicioso. Quiero recordar lo que pasaba antes de que pudiera recordar. Abrazar mi yo bebé y pedirle que no me abandone.


Las heridas tardan en sanar, paciencia.

y




Si la vida te da limones, dáselos a tus demonios, ellos sabrán qué hacer


viernes, 3 de enero de 2014

Chocolate

- ¿Sabías que comer chocolate es como dar un beso?
- Callate

jueves, 2 de enero de 2014

Pregunta sin respuesta

Quería tan sólo intentar vivir lo que tendía
a brotar espontáneamente de mí.
¿Por qué había de serme tan difícil?
Hermann Hesse en el libro Demián


Es una de mis frases favoritas, la he llevado durante tanto tiempo en mis pensamientos y mi corazón; llegó a mí de la forma más exótica e irrevente: en una carta en un retiro religioso, sin autor ni remitente. Por la letra supe qué amigo había sido y siempre creí que él se la había inventado, cuando la vi en el libro fue doble mi sorpresa, tendrían que haber visto mi cara de anonadada. Supongo que cuando las palabras son importantes traen consigo su envoltorio de amenos recuerdos.

Sigo sin poder contestar por qué es tan difícil. En un principio mi reflexión giraba en el ámbito religioso:
 !¿por qué no puedo cumplir con los mandamientos de Dios si tengo una disposición a seguir su voluntad, por qué si somos sus hijos nos es tan difícil ser a su imagen y semejanza?!

Ahora la pregunta la planteo desde otro ángulo, pienso en cuán agotador resulta estar pensando todo el tiempo cuál es la mejor manera de comportarse ante la sociedad: el trabajo, la familia, los amigos, etc... Es tan difícil encontrar espacios donde simplemente se pueda ser, así en el silencio acompañado o las palabras sin sentido, los deseos de gritar y salir corriendo, las ganas de reír por cualquier estupidez o de filosofar ante cosas sin importancia pero que en ese momento se ven tan prioritarias. Es cansado no ser espontáneo por temor a ser juzgado, y aún así pienso que soy más espontánea de lo que quisiera. Lo espontáneo es vida pero también imprudencia y vaya si no he llevado a mi vida muchas de ellas. Hace mucho que tiendo a ver cómo es que debe de "vivirse la vida" para no tropezar tanto. 

miércoles, 1 de enero de 2014

Sin disfraz

Como lo compartí hace tiempo, La Carrera San Silvestre ha sido una tradición familiar y desde que recuerdo es la manera en que celebramos el año nuevo. Ahora que de alguna manera he mantenido  la afición a la fotografía he aprendido a observar un poco más y creo que por ello entre todo lo vivido en la Carrera y las fiestas de fin de año no pude pasar por alto el ver las distintas ventas informales que normalmente acompañan todo tipo de eventos. Primero, me sorprende que sabiendo el porcentaje tan alto de personas que viven de esta manera nadie parece darle demasiada importancia ¿por qué? Se ha naturalizado como parte de la vida diaria y se acepta, ya sea por un sentimiento de tranquilidad de "al menos no están robando" o adormecidos por el sistema económico en el que nacemos y en el que nos vamos acomodando porque esto es lo que hay, no creemos que la situación pueda cambiar o dado que no "afecta" nuestro estilo de vida, lo vemos con indiferencia.

Segundo, ¿Por qué debiera importarnos? El reconocer que hay menos oportunidad de empleo formal que informal debiera ya darnos una pista. Según el Informe de Desarrollo Humano 2011-2012 “el crecimiento económico ha estado desligado de la generación de empleo formal, creando una brecha entre la oferta y la demanda laboral.” Y por ello existe un mayor número de personas trabajando en el comercio informal lo que significa menor calidad de vida para ellos y sus familias. Guatemala nunca podrá ser la Ciudad Cayalá si no hay mejores oportunidades de educación y empleo.


Tercero, hace unos días pasando canales en la televisión encontré a una analista política decir "se cortan las venas porque Justin Bieber se suicida del twitter pero no les importa lo que pasa en Siria" Debo reconocer que la comparación no me produjo ninguna indignación, pues creo que son dos cosas distintas, la cultura del entretenimiento pop y su fanatismo y la guerra en Siria están en dos clasificaciones distintas, pero sí me hizo pensar si es que los cambios surgen con la indignación y más aún cuestionarme cómo crear en las futuras generaciones el pensamiento crítico y la consciencia social. ¿De qué manera el poner el tema sobre la mesa ayuda a disminuir la brecha evidente que hay en Guatemala, dónde no se necesita ser mago para saber qué tipo de oportunidades les espera a los jóvenes dependiendo del contexto donde viven?